Crear viajes en moto o no crear. That is the question.

Viajes en moto.

Crear viajes en moto o no crear nada. Esa es la cuestión. De este modo hace unos días creaba un artículo titulado “viajar en moto y la mentira“, y es que ahora poco más puedo crear. Artículo que se convertía en el escrito más leído de esta humilde web con más de cuatro mil visitas en un solo día. A favor y en contra, generaba una decena de discusiones en Facebook con las que podría estar más o menos de acuerdo, o nada, pues algunas fueron más que desagradables a mi modo de ver.

Es difícil hablar de alguien que juega MUY BIEN al fútbol sin que la gente piense en Messi, igual de difícil es hablar de alguien que juega MUY MAL al fútbol sin que la gente piense en… ¿Arbeloa? Por la misma providencia muchos de los lectores de ese artículo relacionaron o pensaron facilmente que estaba hablando directamente de Miquel Silvestre, de Alicia Sornosa o  incluso de Fabian C. Barrios, puede, que de tantos otros viajo moteros más o menos mediáticos. Nada más lejos y cerca de la realidad, pues en definitiva lo escribí pensando en un montón de viajo moteros, overlanders más o menos mediáticos donde solo por criticarme a mi mismo, me incluiría.

Independientemente del carácter de Miquel Silvestre, del que tanto habláis y  a quien NO conozco personalmente, o de la dulzura de Alicia Sornosa con quien tan solo compartí unos minutos en MotoMadrid,  a nadie se le escapa que en un momento u otro han conseguido crear viajes en moto, libros, programas, relatos, escritos, crónicas o transmitir ilusiones, sentimientos, vivencias, sueños. Yo al menos se lo agradezco pues en un momento u otro han sabido crear esos viajes en moto y yo me he podido aprovechar de sus experiencias.

De este modo me gustaría aclarar que más que una crítica a la persona, que en ningún momento fue mi intención, mi escrito pretendía ser un ejercicio de reflexión y responsabilidad sobre todos aquellos que cuentan o explican sus vivencias en las redes sociales.

Y es que con el amor, los gustos, las opiniones y los caracteres de las personas pasa como con los culos, cada uno tiene el suyo y predilecto, y el que hoy te parece el mejor culo del mundo mañana puede pasar a ser el peor. Por ello no conviene quitarle el merito a nadie simplemente porque ha dejado de gustarte su forma de ser o actuar, no vaya a ser que hiciera tiempo que el tuyo también hubiera dejado de gustar y por respeto aún no te lo hayan dicho.

Todo el mundo es capaz de crear “algo”, bueno, casi todo el mundo, pero muy pocos son capaces de exponer su creación a la luz pública pues en ese acto sometes tu creación a la crítica, ¿Y quien no tiene miedo a la crítica?

Crear viajes en moto o no crear nada. Esa es la cuestión.

Libre es cada uno de seguir o sentirse identificado con un o con otro viajero o viajera, o en su forma de escribir, de comunicar, de transmitir, de explicarse, pero de ahí a faltar el respeto a la persona hay un buen trecho a no ser que se tengan motivos personales y suficientes para ello, y ese no es mi caso.

Compárteme...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

7 pensamientos en “Crear viajes en moto o no crear. That is the question.”

  1. Humildemente creo que en muchas ocasiones, la crítica despiadada proviene de la envidia más profunda, de ver que alguien ha conseguido hacer de algo que nos encanta su medio de vida con mayor o menor éxito y que el que critica no es capaz de conseguir. Un viaje en moto puede ser de 30 kilómetros o de 30.000, tan válido es quién lo vive sólo para si qué quién lo comparte, de mejor o peor manera, con el mundo.
    Al final, aunque sea un negocio, si te gusta no debería importante ¿O dejas de ir a tu (restaurante, comercio, gasolinera, agencia, zapateria, taller, concesionario o supermercado, pon lo que quieras en los puntos suspensivos) … preferido por que vive de ello con mayor o menor éxito? Pues eso! A mi me hubiera encantado ser capaz de transmitir como lo hacen Alicia, Silvestre, Sinewuan, Fabián o Gustavo Cuervo, Ser capaz de superar el miedo inicial, el primer sacrificio, y poder vivir de tu pasión ya no os cuento.
    Vsss,

    1. Estoy de acuerdo contigo en casi todo.

      La reflexión que yo propongo va más encaminada a las supuestas “mentiras” que se cuentan cuando se viaja, que si me he caído, que si he oído un León, que si se me apareció un oso…

      Imagino que no irías al restaurante si te ponen entrecot en lugar de solomillo, por muy bonito que te lo cuenten.

      Gracias por tu comentario.

  2. Alex, es le precio que se paga cuando uno se expone y escribe, todos lo pueden leer, aplaudir o criticar.
    Sobre todo lo último es lo más sencillo para algunos.

    A mi me encantó tu post, pese a los comentarios de los que critican y envidian sin más, comentarios que he aprendido a saltarme sin leer para que no muevan mi ánimo ni un segundo. Pues no pasan cosas peores en el mundo que hagan moverme el corazón, como para prestar atención a este tipo de personas.

    Yo aplaudo que hayas escrito eso, tu opinión sin ánimo de ofender, a mi me gustó mucho y fui una de las 5000 personas que lo leyeron y compartieron.

    Gracias.

    1. Buenos días Alicia, Alicia Sornosa. Muchas gracias por tu comentario.

      ¿Recuerdas que me dijiste en MotoMadrid2014 el domingo por la mañana cuando mi moto estaba expuesta en el stand de Hagon y a mi aún me quedaban 550 km para llegar a casa, a Salou?

      Alex, vete de aquí lo antes posible porque nadie te lo va a agradecer…

      El camino para viajar en moto esponsorizado y patrocinado no es nada fácil y tu lo sabes mejor que nadie, muchos kilómetros en solitario para acudir a eventos y otros menesteres por compromiso a cambio de muy poco en el mejor de los casos, y luego habla bien de ellos independientemente de que el producto sea bueno o malo o te quedarás sin nada.

      ¿Y que diferencia hay entre un viajero en moto esponsorizado o patrocinado por una marca y un piloto del Dakar que defiende los colores de una marca?

      Ninguna aparentemente, o si, a lo mejor la diferencia está en que el segundo es un profesional de la moto y cuando se le rompe algo lo dice claramente pues en el contrato no se vende ni se debe, a la mentira.

      A mi modo de ver se ha utilizado la imagen de muchos moto viajeros para defender lo indefendible, y al final todas esas cosas que se acaban conociendo pueden llegar a pasar factura a la persona más que a la marca, pues en definitiva recae en la persona la responsabilidad de venderse o deberse a la mentira.

      Ojalá algún día alguien escriba de una forma clara y sincera sobre los pormenores de este mundillo, pues seguramente ese día se ganará o recuperará el respeto del público.

      Mucha suerte en tus nuevos proyectos.

      Un abrazo y un sincero beso… 😉

      1. Mi padre siempre me dice que “el trabajo es trabajo por mucho que te guste”, es decir, a mi me encanta mi trabajo, pero me hace madrugar y estar fuera de casa cuando no me apetece.
        Viajar en moto es mi placer y ahí las reglas las marco yo, “yo decido”.
        Como en tantos otros, y hoy que estoy dedicando todo mi tiempo a leer tus artículos pasados, estoy de acuerdo contigo.

        A seguir viajando “placenteramente”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *