Crónica desgranando la Estrella Javalambre .

Estrella Javalambre
Si os digo que juré no hacer la crónica de la estrella javalambre…

 Y es que la misma me crea problemas, el primero, me quiero demasiado a los miembros del MCZE, incluyendo al chungo de Marcel. La segunda, soy fan de la IE Olga TT a la quien sigo desde hace mucho tiempo, a la que admiro, a la que propuse para la IE de este año cuando me preguntaron y, con la que actualmente compartimos muchas cosas, tantas como que mi hija la llama tita Olga desde que estuvo en casa.

¿Entonces? ¿Seré capaz de hacer una crítica objetiva de la Estrella Javalambre y de OlgaEstrella javalambre

 

 

 

 

Estrella javalambre
Antes de desgranar la reunión en si me gustaría dar unas pinceladas a lo que ya se ha convertido en un ritual de camino a la Estrella Javalambre, pasar por la localidad de Fortanete y subir por una antigua pista que ahora está asfaltada hasta la Estación de Esqui de Valdelinares. Y si el año pasado llovía y nevaba, este, nos sorprendía con un sol, un aire y un frío que bien podía espatarrarte.
Estrella javalambreCon más improvisación que innovación tome la ruta que va desde Ejulve a Fortanete por los Órganos de Montoro, un éxito oiga… 😉
De Fortanete a la Estación de Esquí de Valdelinares.
Estrella javalambre
Estrella javalambre
En fin, llegamos el viernes a Manzanera enteros y nos quedamos a la espera de las mujeres, los niños, los de MTB, los de MTM y los de Salou, toda una legión de grandes y pequeños viajeros con denominadores comunes, la moto, Olga y el que les escribe. Y es que teníamos tantas ganas de liarla, de liaros, de juntaros a todos y que todo saliera a pedir de boca.
Le pusimos tantas ganas, tantas… Que creo que se nos olvidó disfrutar nosotros.
Y de ese modo se nos fue el viernes, despidiéndose como aquel que te sorprende en el salón con todo por recoger después de que el último comensal haya abandonado la casa invitado y casi obligado a ello. Ese pasaje que frecuentemente invita a un liviano ¿Ha estado bien? Esa hora donde lo único notorio es el fundido repicar del hielo contra el cristal, ese hielo que como nosotros, hacía un esfuerzo por relanzar su tenue luz a la estancia.
No hay fin para quienes sin muchas palabras y menos gestos están a gusto simplemente con sentir la presencia, una sensación que solo soy capaz de vivir con ciertas personas, inequívoca señal, de sinceridad.
Olga, Erick, gracias por ese viernes.
A si, la crítica de la Estrella Javalambre 2015.
Pues mirar, después de ese viernes llegó el sábado donde me vacié con los míos hasta la cena que ya fue rodada gracias a los Overlanders, tanto, que con el peligro de los gin’s guiñándome el ojo decidí abandonar el salón de actos a media noche como cenicienta, sin despedirme y sin hacer ruido.
Lo se, impropio de mi.
Y en esa tónica y puesto que este año he vivido el backstage de la Estrella Javalambre y la evolución de la exposición que realizó la IE Olga Ferro la tarde del sábado, prefiero dejar que la envidia se encargue de la crítica de esta edición y su IE, pues solo la envidia es capaz de encontrar los improperios necesarios para cuestionar tanta ilusión, dedicación, esfuerzo y compromiso con el mundo que tanto nos gusta, la moto.
PD: El año que viene abrir las inscripciones a las 16 en punto, y si alguien quiere fotos de la Estrella Javalambre en 2016 tendrá una nueva oportunidad.
Este año, yo hice mi particular Estrella Javalambre con mi estrella… 
Estrella javalambre
PD2: No voy a nombrar a nadie porque simplemente no quiero dejarme a nadie por nombrar. Gracias a todos aquellos que os habéis acercado a saludarme, que habéis querido conocerme o charlar un rato conmigo. Gracias por seguir este blog, por tanta foto y tantos ánimos, por las alabanzas, los elogios y las críticas constructivas, gracias por vuestro cariño.
Y muy especialmente, gracias a los que cada día rodáis conmigo…
Compárteme...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

3 pensamientos en “Crónica desgranando la Estrella Javalambre .”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *