Desafio

Desafio: Reto, empresa difícil a la que hay que enfrentarse.

Desafio entre faros 2016 – 23, 24 y 25 de junio.

Hace ahora doce años ir de Salou a Peñafiel con mi Yamaha Fazer me parecía toda una proeza digna de la mejor mención. Recuerdo que días antes de la partida la lista del equipage violaba una y otra vez mi cabeza repasando cansinamente todos los enseres personales que debía llevar. Llegado el momento, la distancia de 552 km me parecía insuperable a primera hora de la mañana. Salíamos a las siete para llegar sobre las dieciocho pe eme a Peñafiel. Viajábamos en grupo, y si me quedaba rezagado daba gas a la burra como  alma lleva el diablo para reincorporarme al grupo no fuera caso que me quedara tirado en la nada de la CL-116 y algún desalmado me violara o abusara de mi. Por contra, si me ponía delante y tiraba del grupo era capaz de dejarlos atrás, pero entonces, la soledad mundana del momento me hacía pensar en que a lo mejor me había equivocado de carretera y rodaba hacia una muerte segura a manos de algún pastor que me quisiera robar la moto.Años más tarde, tantos como  hace cuatro, me encontraba solo y con mi otro yo saliendo de Shakkebroek en Bélgica dirección Salou, ese día recorrí mil cuatro cientos noventa y ocho kilómetros en unas catorce horas y media. Desafío; Reto. Antes de eso hubo  algún Helsingborg Upsala en Suecia o Sodankyla Honningsvag a caballo de Finlandia y Noruega. Más tarde llegaría un Pristina Kalesijskih pasando por Vukovar en las perdidas Kosovo Serbia Croacia y Bosnia, o alguna maratoniana etapa por Turquía o Marruecos.

Salou – Fisterra, desafío entre faros 2016, mil ciento cincuenta kilómetros de recorrido entre el amanecer y la puesta de sol, no es fácil. Desafío; Reto. Es cierto que a muchos de nosotros esa ruta nos podría apetecer tanto como parecer darnos una vuelta en moto, a otros que salieron de casa para darse la vuelta al mundo en moto ni te cuento, un recorrido de niños. Pero creo que no es ni será así, para mi, como para cualquiera que quiera hacerlo será duro, de eso no tengo la menor duda.

Ese famoso 80% de sufrimiento y 20% de disfrute del que alardeamos algunos viajo moteros de poca monta como el escribiente se harán palpables para cualquier rider que goce participar en este desafío. Las estrategias para cumplirlo en trece horas velarán en vuestro interior como el más cruel de los testigos, le daréis vueltas a las dos posibles rutas, buscaréis la media adecuada encima de la moto, acortaréis las paradas mientras el sol os amenaza en esconderse por la finis terrae, las líneas discontinuas se convertirán en el objeto más deseado por los infieles, una raya sin fin.

El 24 de junio de 2016 a las 06 de la mañana os observaré en silencio en el faro de Salou, sentiré vuestros nervios mientras os hacéis fotos intentando disimular a propios y ajenos. Vuestra mirada permanecerá temerosa y perdida en el horizonte del mar buscando la odiada, en ese momento, salida del sol, sí, odiada, pues a la que el primer rayo de sol alumbre vuestro rostro empezará la peor de vuestras pesadillas, enfrentaros a vosotros mismos, es vuestro desafío, es vuestro reto.

Si quieres participar en el Primer Desafío Entre Faros solo tienes que darle a ESTE LINK y esperar a que el diablo contacte contigo.

Todos

Compárteme...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *