Prueba Suzuki V Strom 1000 ABS 2014

Suzuki V Strom 1000
¿Y porqué empezar mis pruebas moteras con una Suzuki?
Muy fácil, hace años y después mi parón motero de casi diez años me hice con una GSX750F de tercera o cuarta mano, “cabezona” la llamaba yo. Recuerdo que esa moto me arrancó más de un pálido y no pocos temblores de rodillas antes y después de alguna curva por las Vilellas, Porrera o Musara. En definitiva, esa moto me hizo regresar al mundo de los vivos.Agradecer desde este artículo a Alex Busquets y al concesionario Moto Sport Busquets de Tarragona la cesión de la unidad de Suzuki V Strom 1000 ABS 2014 para poder realizar esta prueba.
¿Qué me pongo hoy?  
La comida a la que había sido invitado por Moto Sport Busquets se me presentaba poco apetecible, la Suzuki V Strom 1000 ABS no llamaba demasiado mi atención, y equivocado o no, dudaba mucho que pudiera ensombrecer la delicatesen que me acompaña a diario en mis aventuras y desventuras, la BMW R1200GS.
Elegí para la ocasión una chaqueta de cordura con protecciones, las botas de touring y unos tejanos gastados. Una uniformidad algo informal a la vez que segura para lo que debería haber sido una comida sin muchos altibajos y menos sobresaltos. Sí, habéis oído bien, debería haber sido, pues la comida se convirtió en un buffet libre de sabores y texturas, un cocktail sencillo y gustoso aderezado con muchos matices de calidad. Sinceramente, no me lo esperaba, y la ocasión bien hubiera merecido mi mejor traje de gala.
Nos presentamos. Suzuki V Strom 1000 ABS 2014
¿Estáis seguros de que esto es una mil? La primera sensación que transmite la Suzuki V Strom 1000 ABS es más allegada a la de una trail de mediana cilindrada, ojo, esa sensación es muy particular, pues soy consciente de que mi metro noventa suele desvirtuar lo estándar.
Una línea frontal muy personal nos da la bienvenida. De esas líneas que te gusta o no te gusta, no creo que haya termino medio para ella. Las horquillas invertidas y los discos delanteros con sus pinzas radiales invitan a calidad. Un depósito bien dimensionado y acorde a la figura general de la moto da paso a una cinturita avispada que se pierde en un sugerente trasero, con un asiento amplio en el pasajero, unas agarraderas robustas y una generosa parrilla.
Me subí fácilmente a la moto y me senté, el primer estimulo llegó de mis posaderas, eso era muy duro, muy duro, tan duro como delgado, detalle, este último, que facilitaba la libertad de movimientos de mis piernas. La levanté de su erguida pata de cabra cómodamente, algo que siempre es de agradecer cuando van cargadas, y me volví a preguntar si en mis manos tenía una mil. Pesa poco, muy poco, y se muestra ágil, muy ágil.
Giré la llave de contacto y…¡Sorpresa! El cuadro digital tomaba vida en su justa tinta negra, varias luces se encendieron en un estricto orden para dar paso al salto de la aguja. Sí, el check de la moto es como un carrusel de gestos que termina con la aguja del cuenta revoluciones subiendo hasta las 12000 para volver a la 0, me quedé embobado hasta que me pareció oír un;
– Arranca, estoy lista. ¡Ya!. Venga, venga, vamos, dale, dale, arranca. Pasa de Alex que ahora no mira, tu dale al puño y tira.Y le di al botón….- ¿Se ha encendido? ¿Si o no? ¿No la oigo?  Sí, parece que está encendida… Es silenciosa.
Puse primera y oí un leve clic mientras el uno relevaba a la N en el digital, y sin apenas hacer ruido, nos fuimos…

 

El cuadro de mandos y la seguridad pasiva de la V Strom 1000.

Una esfera redonda y grande destaca sobre todo lo demás, una toma de mechero bien adaptada y el cuadro de lectura digital cierran el cockpit. El cuenta revoluciones analógico me recuerda aquellos tiempos donde la velocidad no era importante y todo se reducía a llegar primero, segundo, tercero o ser del resto del grupo.La marcha engranada y las revoluciones del motor eran suficientes para saber si ibas lento o rápido. Cortar encendido o cambiar después que el motor cayera en la curva de potencia era perder tiempo, todo se resumía a un “va muy rápido”, “anda mucho”, “corta en la entrada”, o en un “aun le queda puño”.Primero, segundo, tercero y el resto del grupo, esa era la velocidad que importaba.
El cuadro digital de la V Strom es tan completo como cargado de información. A favor, nos permitirá no tener que andar jugando con los mandos buscando información irrelevante hasta hace pocos años. Indicador de velocidad, dos parciales para kilómetros y consumos, kilómetros totales, temperatura del aire, voltaje del circuito eléctrico, temperatura motor, control de tracción seleccionado, indicador de velocidad engranada, y un largo etcétera deleitará a los fans de las estadísticas.
Tres mapas de control de tracción. En apagado el control de tracción no actúa, en el mapa 1 actúa un control de tracción parcial, mientras que el mapa 2 es el más intrusivo. Sistema de frenos ABS con frenada independiente para cada rueda y una gran pega, el ABS no se puede desconectar, y aunque no la hemos probado en offroad, ese detalle siempre será un pequeño inconveniente si queremos ir con alegría en una pista, aún así, no tengo dudas de que nos permitirá pasar con facilidad por los apuros que nos puedan sobrevenir en algún tramo de obras o pistas fáciles de ese viaje en moto.Sin arriesgar demasiado y consciente que el piso estaba algo resbaladizo por la lluvia aproveché para buscar el límite que hace saltar el indicador del TC en el cuadro de mandos. Lo conseguí en dos ocasiones en salida de curva y la sensación fue buena, cortando adecuadamente la potencia a la rueda trasera. La tercera fue culpa de la gravilla, de sorpresa y llegamos enteros.
Es muy difícil que un control de tracción actúe en una conducción sport con asfalto seco a no ser que haya arenilla o aceite en la curva. En ese tipo de conducción, la predisposición sport con una posición de conducción algo más agresiva hará que el control de tracción pierda su mejor arma, la sorpresa. En mojado, tampoco deberíamos buscar los límites de nada, más bien, deberíamos aprender a ser muy finos en las trazadas, aceleraciones o frenadas, y siempre a una velocidad que nos transmita confianza.
La sorpresa. Ese es la mejor arma de un control de tracción, actuando cuando menos te lo esperas. En primera velocidad saliendo de una gasolinera con piso mojado, un reguerón de aceite en la salida de una curva, aceleración suave en curva sobre un asfalto en mal estado o suelto, al pisar una flecha blanca a 120 km/h en un cambio de carril y bajo un aguacero…
En esas situaciones es donde el control de tracción nos debería salvar de una caída.

Las suspensiones y los frenos de la Suzuki V Strom 1000 ABS

La suspensión trasera es regulable en extensión y precarga, la segunda opción por pomo manual. El día de la prueba podríamos decir que estaba a mi gusto, con una configuración más bien dura y cerrada. La delantera, creo que regulable solo en precarga, me llevó muchos más dolores de cabeza al inicio de la prueba, y cuando empezaba a disfrutarla tuve que devolver la moto. No es que la suspensión delantera fuera mala o no estuviera bien regulada, es que mi habituada conducción con el telelever de la BMW había adulterado mi percepción de como trabaja una suspensión convencional.
Después de analizar el comportamiento sobre mojado de la moto he de cambiar el alegato que hice aquel día en petit comité. La horquilla invertida de la Suzuki trabaja bien o muy bien, de otro modo no me hubiera procurado la seguridad necesaria para seguir, a ratos, la rueda de Agustí Busquets y Jose Florez por un asfalto en mal estado y mojado sin apenas conocer la moto, creo que no se puede decir más.Lo dicho, primero, segundo, tercero y el resto del grupo.A la vuelta de Corbera d’Ebre, en asfalto seco y por curvas algo más rápidas la suspensión delantera de la Suzuki V Strom 1000 quiso enseñarme más de su potencial y su correcto funcionamiento. Aguantó bien las apuradas de frenada y mantenía con seguridad la trayectoria de curva a la vez que transmitía y absorbía lo que pasaba por debajo de esa rueda, quizás, al final, encontré que era lo que me hacia sentir algo incómodo, un recorrido algo largo.Sobre los frenos que decir, dos discos delanteros de 310mm con pinza radial de cuatro pistones y uno de disco simple trasero. ¿Qué si frena? Para mi la frenada depende de cuatro factores básicos; estado y tipo de neumático, suspensión, conjunto de frenado, y tus manos. La Suzuki V Strom 1000 tiene una frenada potente y acorde a la categoría en la que compite.

La anécdota de la prueba

Pasados unos diez kilómetros de la salida, andaba más centrado en el entorno, la posición de conducción y de Alex Busquets que otra cosa, atento, a no liarla con alguno de mis despistes. Curioso que en un momento de relax me percatara que el marcador indicaba una velocidad que no se correspondía a la realidad. Miré la marcha y escuché el motor, éste se mostraba suave, potente y con un simpático sonido al acelerar que se asemeja a un silbido susurrado y continuo.
El régimen de revoluciones, la marcha y el aire en la cara unido a mi experiencia en moto me decían que rodábamos a 130 km/h mientras el indicador de la Suzuki indicaba 80, no podía ser. ¿80 qué?. ¿Revoluciones por cien por minuto? ¿Temperatura del motor? ¿A que se refería ese 80?
– Pues si acaba siendo la velocidad los pongo verdes, vaya castaña de velocímetro lleva esta moto, juro que lo llegué a pensar.

Y de ahí no salía. A mi favor diré que era muy pronto, las 09:00 horas de la mañana más o menos. Así que solo espero no haber pasado a 80 mph por delante del radar fijo de la T11 porque el recurso va a tener que ser de lo más Yankee a la vez que original. De tanto tocar los botones del cockpit acabé cambiando de km/h a mph, otro extra, y como no, otra de las mías.

El motor de la V Strom

Un mil centímetros cúbicos en V a 90º con 101 caballos de potencia. ¿Suficiente? De sobras. Y eso os lo digo desde varias perspectivas. Si viajamos a Noruega la velocidad máxima es de 90/100 km/h so pena de acabar sin carnet, en Marruecos más de 120 km/h puede ser un disgusto o un suicidio, y en Turquía y tantos otros, más de lo mismo. Para la mayoría de carreteras y autopistas Españolas esa potencia es suficiente para disfrutar de la moto, por otro lado, en curvas, el piloto hace más que el motor. Así que solo se me ocurre que la Suzuki podría llegar a pecar en un circuito de velocidad, y para eso, os aconsejaría otra moto.
El motor se mostró muy suave y redondo a la vez que potente, estiraba bien a partir de las 2500 vueltas y entregaba de forma progresiva hasta las 8500, luego, bajaba su rendimiento hasta el corte de inyección sobre las 9200 vueltas. Lo del corte de inyección me lo han explicado, yo no lo probé. Una velocidad de crucero de 120 km/h mantenida a 4500 vueltas y en sexta es sinónimo de comodidad.
Por otro lado, el motor de la Suzuki te permite ir en tercera velocidad sin estragos y a muy poca velocidad, sólo el grupo de transmisión te avisa que no está cómodo y prefiere una velocidad menor. Con una segunda y una tercera bastante largas unidas a la elasticidad del motor, la Suzuki te permite hacer buenas tiradas en carreteras de montaña muy reviradas sin tener que tirar de la caja de cambios continuamente, algo que particularmente, agradezco mucho.

 

Conclusiones personales sobre de la Suzuki V Strom 1000 ABS 2014.
Para concluir el presente artículo destacaría de la Suzuki su reducido peso, la equipación de serie, el conjunto chasis/motor y su inmejorable precio. En contra, la no desconexión del ABS y algunas calidades en los acabados de los plásticos y de la pintura, con algún defecto rugoso. Si el motor cumple con la fiabilidad de Suzuki, y tuviéramos muy en cuenta la relación calidad / precio esta moto bien podría ser la reina de las maxitrail.
¿Os acordáis que al principio del artículo hablaba de un asiento duro que me daría problemas? Tras algo más de dos cientos kilómetros el asiento no volvió a aparecer en mi mente, la que sufrió, fue la muñeca con el largo recorrido del acelerador.
Suzuki también nos ofrece para la V Strom 1000 ABS y de forma opcional un kit de puños calefactables, defensas del motor, protector de cárter, protector de depósito, protector de chasis, protector lateral, alarma, soporte GPS, maletas laterales, sillín bajo y alto, pantalla touring y alguna chuchería más.
La unidad que he probado es la más completa y cuesta unos 12499€, viene equipada con quilla, caballete central, ABS, protector de manos, cofre trasero y control de tracción de serie, su homóloga en BMW, comparación odiosa pero obligada, la R1200GS LC, se llamaría algo más de 18000€.
——————————————————
En Corbera d’Ebre no recuerdo quien me preguntó si se podía comparar la Suzuki V Strom 1000 y con la BMW R1200GS, mi respuesta, irreflexiva, impulsiva, y fruto de quien está seguro de conducir la mejor moto en su categoría fue que no. Después de analizar a fondo cada una de las sensaciones que me trasmitió la Suzuki V Strom 1000 ABS 2014 durante más de doscientos kilómetros he de reconocer que el precio no está reñido con la calidad, y que por supuesto se pueden comparar.

De hecho, si comparáramos la V-Strom y la R1200GS con un plato culinario deberíamos referirnos a dos solomillos de ternera del mismo animal pero diferente zona. La Suzuki bien podría ser un solomillo de ternera al oporto servido en un buen restaurante, mientras la BMW sigue siendo ese solomillo de ternera al oporto en su punto servido en un restaurante de alta cocina.

En ambos platos podremos encontrar diferencias como el punto, el gusto, la textura, los matices y la presentación, pero no dudaréis que el solomillo viene del mismo animal. Un buen restaurante frente a la alta cocina, una excelente maxitrail frente al capricho de las maxitrails.

Los 5501€ de diferencia bien merecen una larga reflexión sobre donde queremos comer.

——————————

Como siempre, agradeceré vuestros comentarios y responderé personalmente a las dudas que la prueba os haya podido generar.

También podéis seguirme o pedirme amistad en https://www.facebook.com/alexmora74, o seguirme por Twitter @AMDGS74 o por mi canal YouTube

Compárteme...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

16 pensamientos en “Prueba Suzuki V Strom 1000 ABS 2014”

    1. Creo que la Suzuki está sobre los 227 en orden de marcha, si lo miras, parecido al de la R1200GS, declaran 229, curioso porque hasta ahora no lo había mirado. ¿Alguien miente?

      No lo se, yo tengo la R1200GS y te puedo asegurar que la noto bastante más pesada, y hablo del orden de los 15 – 20 kilos, ambas cargadas a tope de gasolina.

      Es cierto que la Suzuki es más baja, y con ello, baja el punto de gravedad, podría ser que la sensación viniera por aquí, en cualquier caso, la noté muy ágil.

      Saludos y gracias por el comentario.

    1. Muchas gracias Kurruscon.

      Hace tiempo que considero a la R1200GS un capricho. Y lo que veo, es que siendo top ventas, BMW no baja sus precios, tampoco sus ventas… Y aqui entraría más aun, el concepto de capricho, pues pidan lo que pidan, la gente comprará BMW.

      Hay que reconocer que la marca ha invertido mucho en publicidad y patrocinios de viajeros, y eso, a la larga, tiene la repercusion actual.

      Pienso que BMW nos entra más por lo ojos que por el puño.

      Saludos

    2. Saludos Alex:
      Lo primero agradecerte que compartas tus impresiones. Como te decía vía Tuiter, para mi es importante la valoración de un usuario de GS1200 con tu experiencia.

      Tengo una VStrom 650 ABS, por ello me hago cargo de los “fallos” de la de litro. Me faltaba saber si también coinciden en elasticidad y docilidad de motor, ligereza, comodidad, versatilidad, etc… y todo ello, a precio contenido. Parece ser que sí.

      Estéticamente no es la moto de mis sueños por varias pero esas otras características versus otras máquinas de su segmento la hacen muy atractiva por mis circunstancias. No soy un gran rodador (desgraciadamente) y la uso para todo.
      Por ello, y por su elevado precio, considero que motos de 270 kilos o más… no son “lógicas” para mi vida. Ojo, peso más de 100 y mido 1.83 pero usted ya me entiende.

      En fin, me alegra que te gustase la VStrom1000. El día que toque cambiar… será una firme candidata. A ver si la puedo probar en breve…

      Repito las gracias, Alex.

      Un saludo.
      Fran (@1DArroes)

    3. Gracias a ti Fran por dejar un comentario. Como usuario de GS, sí, la verdad es que me sorprendió lo bien que va la Suzuki, y a la espera de la nueva Africa Twin, y de lo que ya tenemos en el mercado, es una seria candidata en el sector teniendo en cuenta su calidad / precio.

      Saludos

  1. Hola Alex……
    Es la primera vez que te leo y verdaderamente me encanto la forma de transmitir sensaciones con un gusta exquisito en la narrativa.
    Ademas que haces la prueba desde un punto de vista muy realista .
    desde hoy tienes un nuevo seguidor.
    Saludos Eduardo

  2. Hola Alex, primero felicitar tu forma tan esplicita de relatar sensaciones sobre la moto, esto ayuda mucho y no nos hace perder en el mundo de los tecnicismos… Cierto es, que en breve (este próximo viernes si no pasa nada) retomaré el mundo de las trail con la v strom 1000 (con anterioridad tuve dos vstrom 650 ABS) y vuelvo a sentirme acertado en la elección de la misma, ya he podido probarla en dos ocasiones y la realidad es que tu relato sobre ella, acierta punto por punto con mis sensaciones… Solo agradecerte de nuevo, que puntos que en muchas ocasiones y para los no profesionales de las dos ruedas, nos acaban ratificando que nuestras sensaciones versus opiniones, coinciden del todo.
    Saludos Trastomovil67

  3. Da gusto leer un artículo de “opinión”, no el típico artículo detallando las características técnicas del vehículo y poco mas.

    Como usuario de una V Strom 1000 desde hace un año, coincido con casi todos los comentarios que haces sobre la moto.

  4. MEe ha gustado mucho como has relatado tus sensaciones sobre la moto y mas viniendo de un usuario de GS . YO la he probado y la mota va muy bien. Decirte que despues de 230.000 km. sobre la pequeña strom tenia claro que la proxima seria la 1000. Darte las gracias por una gran prueba . SALUDOS

  5. Hola Alex, y muchas gracias que gusto leer la prueba de una moto y que te de esa sensación de que te lo esta comentando un amigo y no un ingeniero de la nasa o un piloto de moto gp, Autentico, te seguire,( yo tengo harley y comparto lo de que son motos capricho, pagamos mas solo por capricho no creo que sea por la diferencia con otras motos)

  6. Hola Alex, me ha encantado tu descripción de la moto.
    He comprado una V- strom 1000 de finales de 2014. Vengo de una V- Strom 650 de 2007. La he notado poco agil en rotondas y giros (es una sensación de q yo quiero girar y ella no me deja). Los neumáticos están algo cuadrados, son los brigestone q salen con la moto y tienen 11500 km. Esa sensación de incomodidad en giros podría ser debido a los neumáticos?.
    Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *