Viajar en moto y la mentira

Viajar en moto: En la red ha vuelto a saltar una vez más el tema de la autenticidad de los moto aventureros o del viajar en moto.

Auténticos, patrocinados, falsos, prepotentes, cariñosos, simpáticos, sexuales, pioneros, locos, arriesgados, risueños, cobardes, mal educados, únicas… Y mentirosos.

Lógico por otro lado que en la villa del señor haya de todo.

Parece ser que en lo que todo el mundo coincide es precisamente en no ponerse de acuerdo, dando cada uno su opinión sobre lo que piensan de todas estas personas que un día u otro decidieron “dejarlo todo, o casi todo” y emprender la aventura de viajar en moto vendiéndose a las marcas y a las redes sociales para permitírselo.

Vivir de viajar en moto, pagarse unas vacaciones en moto, pagarse una vuelta al mundo en moto…

¿Que más da si el cometido es honrado?

Como siempre dicen que la experiencia es un grado, tiraré de la mía, algo escueta. Cuando servidor volvió de Cabo Norte allá por 2012 y escribió la crónica de ese viaje tan especial en un foro se dio cuenta de los comentarios y seguidores que generó. Curioso. Sin quererlo había pasado de seguidor de viajeros en moto a ser seguido por un pequeño grupo de aficionados.

En un viaje que considero asequible y conocido a lo mejor llamó la atención que lo hiciéramos llevando la comida de 21 días cargada en las motos desde España, o que lo hiciéramos durmiendo en tienda de campaña todos los días, o que me llevara la caña de pescar, o la gaita y al gaita de Roberto Naveiras. No lo se.

Por mi parte admiraba a aquellos que en su día lo habían hecho durmiendo al lado de la moto y debajo de un plástico. Aunque bien mirado, bajar de Barcelona a Salou con 15 años hace 26 años con una Derbi Variant y una botella de Fontvella llena de gasolina con mezcla al 3% en la mochila me parece ahora más proeza que mi último viaje a Marruecos. Tardaba cerca de cuatro horas en hacer ese recorrido de 100 km.

Después de mi viaje a Cabo Norte nació mi deseo de realizar un viaje anual de medio o largo recorrido, y de esa forma  se me presentaba la necesidad de financiarme. Nunca lo conseguí. Muchas horas delante de la pantalla del ordenador valieron para sacar algún patrocinio en material y algo de dinero, pero poco más, y para nada algo rentable. El grueso del viaje al final siempre salía del NO almorzar, del NO comprarme zapatos o bambas, del NO comprarme ropa, y del SI ahorrar como una hormiguita mes a mes.

viajar en moto

Y ante esta realidad me planteé no hace mucho cerrar la web, pasar del facebook y, simplemente viajar en moto cuando pudiera. Pero no hace mucho recibí un mail. Un mail desde sud-américa donde una persona me daba las gracias por explicar mis viajes, me contaba que él no podía viajar, y que gracias a mis narraciones viajaba conmigo (Nunca me atreví a preguntar porque no podía viajar). La cuestión es que es posible que esta web siga abierta gracias a ese mail, o no.

A lo mejor sigue abierta por el simple capricho de mi ego, o por el hobby o el placer en la actividad de comunicar, de narrar, puede, que por la necesidad oculta de transmitir en la medida de lo posible mis experiencias en moto. Así que entiendo y defiendo que cada uno se busque la vida para conseguir sus propósitos, sus sueños, sus metas y sus deseos siempre que estos sean honestos y honrados.

Teniendo nosotros la posibilidad de comprar o no comprar. ¿Que más nos da que se pague un viaje, una vuelta al mundo o unas vacaciones si es capaz de ofrecernos algo nuevo, diferente o fresco?

Publicidad, ni más ni menos. Las marcas en definitiva buscan un retorno a cambio de patrocinar a una persona que resulta ser más o menos mediática. Y no creo que eso sea algo nuevo en nuestro mundo, en la caja tonta lo vemos todos los días y se critica mucho menos. Es más, pienso que la mayoría de nosotros compramos a diario porque nos lo meten en las venas a través de los ojos, con independencia de si el producto es bueno o no, si es de calidad o no, o si su precio y características van acorde a nuestras necesidades puntuales. Pocos son los que valoran todos los por menores de un producto y hacen compras inteligentes o imprescindibles. Consumo. Marketing. Sociedad de consumo. Estrategias de Marketing. En eso vivimos. Decisión nuestra picar o no picar.

La mentira de viajar en moto: ¿Tiene alguna atracción especial si no pasa nada?

Y a la que se toca ese aspecto da la casualidad de que todo el mundo entra en la dimensión del estamos de acuerdo, si bien, son pocos y pocas los que se atreven a decirlo públicamente o a la cara. Pasaría algo parecido con la familia real, todo el mundo se caga en ellos pero si se los cruzan por la calle les besan hasta los pies.

.- Vender que uno lo ha dejado “TODO” para viajar en moto cuando el día que decida dejar de viajar en moto tendrá un trabajo o el bienestar asegurado podría entenderse como una mentira.

.- Permitir que una marca de motocicletas te impida explicar que la moto se avería o se rompe mientras das la vuelta al mundo, compites, o llanamente practicas el arte de viajar en moto podría entenderse como una mentira.

.- Decir que has dado la vuelta al mundo en solitario cuando has estado más acompañado que Messi en la entrega del balón de oro podría entenderse como una mentira.

.- Decir que duermes en tienda de campaña, hacer la foto en la playa con la puesta de sol o el amanecer más lindo del mundo para luego acostarte en una cama de hotel podría entenderse como una mentira.

.- Decir o mostrar que te has caído con la moto en el barro en medio de la nada y ver que las defensas ni siquiera se han hundido en el lodo, o ver que no hay marcas de arrastre, o simplemente que no se ha roto nada de la moto podría entenderse como una mentira.

.- Decir que te han tirado al suelo cuando en verdad te has dormido podría entenderse como una mentira.

.- Decir que una mujer puede viajar en moto y sola por el mundo igual que un hombre con la mismas garantías podría entenderse como una mentira, sobre todo si hablamos de países musulmanes o machistas por naturaleza.

.- Decir, promulgar o invitar a que todo el mundo lo deje todo y se eche a viajar en moto por el mundo podría entenderse como una falta de responsabilidad.

Simplemente porque la gente es buena e ingenua, y demasiados hay que se piensan que con una BMW R1200GS como la mía, o con cualquier otra moto, van a dar la vuelta al mundo sin tener una sola avería. ¡Mentira!

Así que hacerme el favor de discriminar un poco lo que compráis.

Porque…

.- Debo ser el único al que si se le cae la moto al suelo en parado se le rompe el soporte de aluminio de la maleta, por eso cuando voy de viaje ando con mucho cuidado, es más, evito caerme hasta la saciedad, capaz sería de tirarme al suelo para que la gordita cayera encima mío.

Imaginaros que apoyo la moto en el suelo por hacer una foto y se me rompe el soporte de la maleta en Turquía. ¡Me muero! ¡Valen 180 € cada uno y BMW te obliga a comprar los dos! ¿Y dónde coño meto la maleta si llevo el saco? ¿O es que solo se caen los que llevan maletas de aluminio?

.- Debo ser el único que en Sidi Ifni decide volver hacia España y abandonar un viaje muy deseado por una mierda de fallo electrónico, lo que resultó ser el sensor de ABS, y no explica que en Agadir le atacaron los indios y una flecha le dio en el cable.

Que en verdad es lo que pasó, pero como no tengo ni vídeo ni foto paso de explicarlo por vergüenza. No sé cómo se lo hacen algunos para grabarlo todo cuando las baterías de las GoPro duran 1 hora como mucho. ¡Tienen una suerte de la ostia!

.- Debo ser el único que cuando acampa por ahí mea en el avance de la tienda por no sacar ni la cabeza al exterior, no vaya a ser que me coma un OSO. Y si voy solo y puedo acampo en camping, que allí no hay osos, ni leones, ni fieras raras más de las de tu imaginación.

.- Debo ser el único que se caga y prepara el pie para golpearlo cuando ve un perro en un camino.

¿Porque será que siempre he tenido perros y ahora todos han decidido atacarme cuando me ven? No me imagino oyendo el rugir de un León a mi alrededor, o sabiendo que un OSO merodea por mi tienda.

¡Yo creo que si me pasa eso salgo corriendo por patas con la tienda puesta, y ni SIMBA ni YOGUI me pillan!

.- Debo ser el único al que se le jode el amortiguador a 2700 metros de altura y siente una tremenda impotencia, y alguna lágrima. El único que no sabe que hay que aflojar la pretensión del amortiguador y baja con la suspensión rígida hasta abajo y de pie en la moto.

.- Debo ser el único que se mete por un camino embarrado y siente que no debería hacerlo con una moto cargada y pesando 300 kg. Y en esas circunstancias no me bajo para ponerle pila a la GoPro, si me embarro o me caigo me quedo sin foto.

¡Me queda mucho por aprender! ¡Ah! ¡Y ni dándole gas se controla eso! ¡En nieve tampoco!

.- Debo ser el único que se queda embarrado en Bosnia y jura en arameo, a parte del arrebato momentáneo y espontáneo de pensar, ¿Que qué coño hago embarrado en Bosnia y sin batería en la GoPro?

.- Debo ser el único que no hace fotos con la tienda y un sol de espatarrar al atardecer pues casi siempre monto a última hora después de una larga jornada de moto. Luego debo cocinar y comer algo. ¡Y dormir! Pues los viajes de ida y vuelta de 20 días y 11.000 kilómetros requieren de una media de kilómetros diarios so pena que el jefe te despida a la llegada si te has pasado dos más por una avería o un pinchazo.

.- Debo ser el único que no hace fotos nocturnas con la luz interior de la tienda encendida porque voy reventado (Y recordar que no tengo huevos de salir de la tienda, por lo del OSO)

Ni tampoco las hago al amanecer con la tienda completamente seca, será que mi tienda es diferente y siempre se levanta mojada por la condensación o el rocío de la noche.

Aun así y con todos esos contratiempos me encanta viajar en moto. Me gusta sufrir en la tienda de campaña, disparar la adrenalina en alguna que otra frontera o frente a un camino complicado. Pero ojo, viajando en moto se sufre, y mucho, por lo que a todo lo que hago le aplico el sentido común y la responsabilidad de volver para explicar con honradez mi experiencia.

Será que soy consciente de que el tiempo que dispongo para estar parado es tan corto como mi presupuesto, o será que no dispongo de una marca detrás que me cambie la moto o me la repare cuando tenga problemas.

Y por favor, no confundamos la mentira de algunos con la profesionalidad de otros en el sector.

Imagino que por todo lo expuesto actualmente sigo a muy pocos de los que viajan en moto de una forma amateur, y la mayoría a los que sigo es porque los considero amigos. También sigo al que considero todo un profesional del viajar en moto como Charly Sinewan, por su humildad a la hora de explicar las cosas, creo que sin engaños o mentiras hasta la fecha, y al loco de Fernando, alias El Búfalo, porque actualmente me parece único, y el más auténtico de todos.

Esas mentiras, mentirijillas y demás falsedades a las que hemos asistido en las redes sociales posiblemente hayan sido lo que ha podrido un poco el mundo del viajar en moto. Pero no todo el mundo es así, no olvidemos que antes de todos estos viajeros o moto aventureros mediáticos actuales han existido y existen otros que han hecho o hacen lo mismo sin tener la necesidad de contarlo, y por suerte, cerca de casa tengo a muchos de esos.

Recordar que el viajar en moto es un circo para unos, un negocio para otros, un trabajo para unos pocos y un capricho para la mayoría, y solo la mentira acreditada debería llevar a criticar o cuestionar a un@s y alzar a otros.

Mientras no sea así, todos merecen el respeto por lo que han hecho con honradez.

Solo para unos pocos viajar en moto sigue significando vivir.

Allá cada cual con su conciencia en lo que explica y compra.

viajar en moto

Compárteme...Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

101 pensamientos en “Viajar en moto y la mentira”

  1. Pingback: Anónimo
  2. Señor, me ha encantado su reflexión, y me ha dejado casi sin palabras, me descubro ante su autenticidad. Yo amo las motos, y me encanta viajar con mi mente a esos lugares remotos que usted ha visto.
    Por favor, reciba mi admiración mi respeto y si me lo permite, un gran abrazo

  3. Mentiras, perdón.. VERDADES como puños. Lo lamentable es que cada día más gente le echa morro y viaja casi gratis. No hace mucho quedé sorprendiido al ver una campaña para recaudar fondos con la finalidad de sufragar los gastos de un “viaje-aventura”, en julio al Cabo Norte.
    Yo lo hice hace 21 años y , tal cual tu relatas, con casi toda la comida a cuestas, tienda de campaña y todo tipo de “recortes” ( previo ahorro “tacita a tacita” durante un año ).

  4. Me ha gustado mucho tu reflexión Álex, me parece de una sinceridad comprometida. Yo no viajo tanto como tú ni mucho menos, pero me hago las mismas preguntas pues mis reacciones son parecidas a las tuyas y cuando leo o veo algunas crónicas no alcanzo a entender cómo tienen tiempo para todo o cómo se arriesgan a una mala caída en el culo del mundo y, sobre todo, cómo se hace para obtener tantas horas de grabación y luego visualizarlas y editarlas para compartirlas con malas conexiones cuando a mí me pueden tardar horas en subir un pequeño vídeo teniendo como tengo internet por fibra óptica.
    Suerte en tus viajes y disfrútalos que es lo que importa.

  5. Esto de las motos, es para muchos como las mujeres y queremos viajar con la mas linda la mas curvilinea la de mejor culo. Cuando solo la experiencia y la perdida del ego. Nos enseña a viajar con la mas sencilla, menos llamativa, liviana que se transforma en la mas fiel.
    Un abrazo desde el fin del mundo.

  6. Bueno, por fin….
    Yo siempre pensé que era el único al que las cosas no le salían como en los vlogs!!! A eso hay que sumarle que he viajado muchísimo menos y me preguntaba si en apenas 500 kms. no era tan idílico como soñaba, lo que sería más adelante!!!jajaja.- Pero bueno, el placer de viajar en moto lo puede todo y más.- Y luego de analizar mucho me pregunté: Me gustaría ser un viajero rentado? y la respuesta es NO ya que te impone condicionamientos y precisamente, lo que uno busca al viajar en moto es salirse de ellos.- Reitero que mi experiencia es poquísima y espero, aúnque me estoy sintiendo viejo a mis 51 años, poder realizar mas y mas viajes.- Saludos desde Villa del Rosario, Córdoba, Argentina

    1. ¿Viejo Fernando? ¡No! Seguro que no. Seguro que podràs realitzar todo aquello que te propongas, solo has de dar el primer paso. Un abrazo.

    2. Eh, lo de viejo no, que tengo 58 y medio. Tienes suerte de vivir en córdoba, no estás muy lejos de los cerros y las curvas.

      Un condor de Bavaria.

      1. Eh Cóndor de Bavaria!! Gracias por el comentario! Con lo de viejo me refiero a que me siento fuera de estado para hacer un viaje largo que es mi anhelo! Viajes cortos en Córdoba ayudan bastante, pero quiero hacer un viaje de largo aliento!

  7. Me ha encantado esta reflexión, apollo palabra por palabra lo que dices y me he visto en casi todas las situaciones que comentas con lo que no eres el único que le pasan cosas “raras” viajando en moto jajajaja. Yo no saco la foto con luz en la tienda porque los mosquitos me aman, de echo no enciendo la linterna por la noche y los busco todo palpando jajaja. Lo de la maneta es verídico. Yo empecé un viaje a Cabo Norte y lo dejé a las puertas de Dinamarca porque odio conducir la moto y acampar con 24h de lluvia al día. Yo soy incapáz de hacer más de 400 km en moto por día, la moto vibra, no tengo aerodinámica y me duele la cabeza de llebar el casco 12h al día. En fin, yo tampoco sigo a ciertos motoave tureros que no son claros con sus intenciones, si te embarcas en una aventura y dentro de dos años vas a poder volver a un trabajo, no digas “El que lo dejó todo para viajar en moto” no le va a quitar prestigio al viaje, o lo de en solitario… vaya tela. Sinewan, es un grán ejemplo de como le ha sacado partido a viajar en moto profesionalmente y es super auténtico porque es el mismo y si tiene que hablar bien de una marca suya sabemos por qué es y no lo intenta esconder o peor, no despotica sobre ello.
    Viajar en moto en periodos largos es difícil y vivir de ello una odisea pero quien tenga la suerte de hacerlo subvencionado, por cuenta propia o vendiendo un órgano… adelante, la vida es corta.

  8. Tienes mas razón que un santo para los que tenemos la suerte de poseer una moto y darnos el capricho de poder viajar con ella de tanto en tanto sabemos que todo lo que se publica no es cierto, lo sabemos por nuestra propia experiencia, pero cada cual se gana la vida como quiere y puede ✌mucha suerte.

  9. Otra cosa que me parece que rompe con el romanticismo que se le quiere poner es lo que hacen algunos viajeros profesionales, por no decir todos, me refiero a dejar la moto en Sudáfrica, por decir algo, y regresar en avión a España para estar unos días o semanas asistiendo a encuentros y charlas para regresar posteriormente y hacer otra etapa. No es así como entiendo yo esto de dar la vuelta al mundo…

    1. Eso es un viaje realizado por lo que ya es un professional del viajar en moto respaldado por una gran marca con intereses. Te puede gustar o no, pero no engaña a nadie.

  10. Simplemente genial. En agosto voy de Mallorca a Cabo Norte en mi sportster 883. Iré después de privarse de muchas cosas y ahorrar. Después de currar 7 días a la semana, mañana, tarde y noche. 10.000 km en 21 días. Acampando y pasando con lo mínimo. Voy además de con la experiencia de 145.000 km en poco más de 5 años, con las cosas k he aprendido leyendo blogs como el tuyo. Sólo puedo agradecerte que hagas lo k haces y lo compartas con los demás. Gracias

      1. El plan del Cap-north lo tenemos también mi hijo y yo, pero en Julio. Despues de estudiar las condiciones climáticas de los últimos anios, agosto podría ser muy tarde. A fines de agosto ya comienzan los frios.
        El viaje lo haremos en 3 semanas, pero saliendo de Munich.

  11. El único problema real es la pila de la GoPro. Recomendación de un hombre maduro: tira la cámara. Viajas para ti, no para la GoPro. Si ella quiere viajar, que se compre una moto, coniooo!

    El resto es genial…

    1. En la gopro 4 puedes tenerla conectada a la corriente o en su defecto a una toma de mechero con usb mientras graba ^^ por lo que puedes grabar lo k la SD de 🙂

      1. Lo se, lo se, però el presupuesto ya no me llega… Lo puedes hacer con la 3 también si compras una carcassa que hay con el agujerito para el cable. Gracias por el comentario.

  12. La pura verdad, la cual he buscado y al fin la he encontrado, por que muchos videos de viajes se ven de lo lindo que la pasan chevere pero en lo poco que he viajado me a costado tanto económicamente y físicamente dar un paseito (500km en el día ) y en Ecuador donde todavía la gasolina es super que económica.
    Pero a pesar de leer este artículo me ha dado más ganas de salir a recorrer más km y sufrir el viaje en moto y para solo conseguir una gran sonrisa y una gran historia que contar.

      1. No sé si todo el viaje pero una buena parte de él y muchas veces dan que habalar (si las podemos contar jeje), motivos de largas charlas, chistes y simejanzas! 🙂

        Buenas rutas!

          1. Sí! Definitivamente! jajaj al principio cagaso y después, si salió todo mas o menos bien, es toda una historia divertida para contar jeje

  13. Suscribo las reflexiones, y además aporto que lo que me motiva es andar en moto, por lo que no pierddo el tiempo en tdos esos aspectos de grabar, editar redactar…
    La vida es muy corta para dejar de hacer lo que te gusta por algo impuesto.
    Saludos

  14. Hola Alex.
    Me ha encantado tu relato. Al margen de mentiras o no. para mi la moto es una pasión y forma parte de mi vida. Pero te agradezco me hayas hecho reír con tu “Botella de Fontvella”, por que has traído a mi mente lo que hace años de años era viajar para uno de muy joven, donde desplazamientos de risa al día de hoy, eran nuestra “Gran Aventura” aunque sea por un día ..
    Dicho esto, creo que los que somos apasionados, nos importe un pimiento lo que muchos nos cuentan y no podemos comprobar, pero si nos importa ir en nuestras motos y desintoxicarnos de los que nos rodea, Para mi en lo personal, los mas caros momentos de esa valiosa soledad y que me siento conmigo mismo, son los que disfruto en el interior de mi casco, viendo con mucha atención lo que pasa delante de mis ojos, por que si no la tienes, ya sabes, te la pegas jaja.
    Un abrazo, me han gustado tus apreciaciones aun que no las comparta por entero .

    ” La vida es un viaje, viajar en moto, es vivir Dos veces”

  15. AMEN!!!!!!!! exactamente eso es lo que pienso y ademas al igual que tu, tb hago pis en el avance, jajajajaj pensé que era el único.
    un abrazo grande amigo .

    1. Para alguien de mi edad, que ya tiene que levantarse varias veces en la noche, lo mas práctico es llevar una botella de plástico de boca ancha. Mas que nada, despues de jornadas de 500 Km, no tienes las mínimas ganas de abrir ambos ojos para salir de la carpa.

    2. Hay que contarlo todo que yo lo tuve que descubrir solo…

      Por cierto, alguna vez por no sacarla bien fuera del avance me han caido las gotitas dentro de la tienda.

      Un abrazo amigo Felipe!

      1. Gracias por el apoyo 😉 aunque el tema sea trivial.
        Mejor no contamos como lo solucionan los pilotos de planeadores ligeros.
        No estacionan la máquina en una nuve y ya vuelven jajajajaja.

  16. Mi admiración hacia ti por estos comentarios. Opinó lo mismo y añado que mucho viajero patrocinado por grandes marcas y alguno que otro de cuna rica jeje lo cual respeto igual.
    Cada uno viaja lo que puede y cuenta lo que quiere a su manera.
    Si nos lo podemos creer o no ya depende de cada uno.
    Un saludo a todos y que no falte la aventura.

  17. Me alegro mucho de tu reflexión y es la pura verdad, me gustan las motos, tengo muchas ganas de hacer un gran viaje en ella, pero me asaltan todas las situaciones que has expuesto, tengo mis miedos y mis dudas, pero al leerte me has dado una gran alegría al pensar que yo no soy él único que se ha echo esas preguntas. Gracias.
    Un fuerte abrazo.

    1. Para aprender a andar, hay que empezar dando un paso, para escribir un libro, hay que empezar a escribir unes letras…

      Todo forma parte de la experiencia, y para viatjar en moto, hay que empezar por rodar. Miedo a todo y a nada, responsabilidad siempre.

      Gracias por comentar.

  18. Gran verdad sí señor. Yo en el año 1969 antes de la mili un amigo y yo hicimos un viaje con una Bultaco de Barcelona a Valencia un fin de semana y a la vuelta senos rompió el tubo de escape a la salida del cilindro y nos tuvimos que apañar con un alambre ni qué decir que la ropa era una cazadora de pana y sin casco. Una aventura que recordaremos toda la vida. Saludos y un furte abrazo amigo.

  19. que vas a narrar cuando todo sale perfecto???
    de lo que nunca se olvida uno es de las dificultades de la aventura,de las cosas buenas que haces con los compañeros de viaje,,,,,,y de la sinceridad que tu pones al contar los viajes…

    gracias por explicar cosas que a todos nos pasaron

  20. Muchas gracias por la opinión, me ha servido de mucho y creo que tienes (aunque no toda) muchísima razón. A partir de la lectura de este post, miraré con otros ojos viertas cosas que me encuentro en Internet y que me cautivan. No quiero decir con esto que sea un pardillo que me creo todo lo que circula por Internet pero…
    Muchas gracias por tu post.

  21. Viatjar en moto, és una sensació tan especial, que només pots experimentar la quan ho fas. És pitjor que una droga dura! Sentir-te lliure! És meravellós. Espero seguir fent-ho mentre el cos i el pressupost aguantin

  22. Bueno, de todo hay en la viña del Señor…
    Después de esta soberana idiotez, he de decir lo siguiente: cada uno hace lo que puede y quiere. En el caso que nos ocupa, que un conocido aventurero-motero sea colega de profesión del presidente (en funciones) del gobierno, no creo que haya sido por lotería. Me consta que es difícil la oposición, y una vez ganada es tuya. Si quieres irte de paseo, a pescar al Mar de Bering o a cazar mariposas, pues lo haces. Si cuando quieres volver, puedes hacerlo… ole tus bemoles, ojalá pudiera yo hacerlo.
    Otra cosa es que haya un poco de show, que lo hay. Recuerdo que en este último viaje llevaba una tienda de campaña con Parking para la moto. Personalmente creo que es una soberana gilipollez, pero…
    Aquí cada uno hace lo que puede. Ojalá yo tuviera la capacidad de comunicar lo suficiente para que me salieran de gorra mis viajes… pero no es así y me los he de pagar yo. Mala suerte la mía.
    Te alabo el gusto porque Charly Sinewan es un tío majísimo y un gran comunicador, aunque hay una pareja que no tienen desperdicio, los chicos de “la circunvalación “.

    1. Muchos de vosotros os habéis tomado esto como una crítica personal a Miquel o a Alicia, y no es así. Yo no nombro a nadie, y la crítica no es para nadie en concreto y todos a la vez.

      Pero más que crítica pretende ser una reflexión personal sobre como veo o creo en lo que se está convirtiendo este mundillo.

      Del mismo modo digo… Que cada cual haga lo que quiera.

  23. Ese es un asunto muy comentado, el de la veracidad o montaje de marketing de los viajeros. Se critica mucho y también se defiende con vehemencia a los que tenemos en el candelero. Mi particular punto de vista viene de que “consumo” los contenidos (vídeos, narraciones, fotos…) que nos ofrecen los “motoviajeros” como un mero entretenimiento, cierto es que les tengo bastante envidia (de la mala, por supuesto) y que me encantaría meterme en sus cascos. Pero la cuestión es que yo disfruto de lo que nos cuentan, lo veo como el que ve una película, como el que lee un libro o como el que escucha un cuento; disfruto de la narración, tal vez tenga la facilidad de transportarme al entorno y las circunstancias que me están ofreciendo pero la verdad es que disfruto de la historia. A veces me pregunto si será verdad todo lo que nos cuentan, pero siempre llego a la misma conclusión: “me da exactamente igual”. Yo consumo estos contenidos para divertirme y para imaginarme a mí mismo viviendo esas peripecias y mi objetivo se cumple al 100%, me divierte y me imagino. ¿Qué me importa si me están contando la verdad o se trata de una película de ficción? Cuando voy al cine me zampo todo lo que me cuentan los actores por diversión, igual que hago con los vídeos, fotos y relatos de los motoviajeros, poco o nada me importa si la película narra hechos reales o es pura ficción, a mí me divierte. Hay películas basadas en hechos reales aunque dramaticen algunas escenas (o todas) para darle más vistosidad o por lo que sea, yo considero a las narraciones de los motoviajeros en esta categoría, digo yo que tendrán algo de verdad, aunque al bajarse el telón corran los extras, los maquilladores, estilistas, técnicos en efectos especiales o cualquier otro duende que adorne la historia. Con la importancia que le doy a la rigurosa veracidad de los hechos narrados no me muestro muy crítico con los “aventureros” que nos cuentas sus viajes, por muy adornados que estén creo que deben tener una buena parte (para mi la esencial) de realidad, que es hacer el viaje. Respeto casi todas las críticas y critico a muchos de los incondicionales seguidores de algún que otro motoviajero por convertirlos en semidioses y adorar hasta el absurdo cada paso que den o cada palabra que digan.
    Perdón por el tocho.

    1. Agradecido por el tocho. Imagino que la diferencia en lo que expones estaría en el adornar y el mentir. Cierto es, que tal y como expongo, que cada uno haga, compre y consuma lo que quiera. Un placer y gracias por el comentario.

      1. Hombre, yo más que centrarme en las diferencias entre adornar y mentir (que las hay) me centro más en la importancia que tiene la veracidad para mí. Sólo busco entretenimiento y ese cometido lo cumplen los narradores motoviajeros, independientemente de que cuenten sólo la verdad, una verdad adornada o que mientan más que hablen. Soy partidario de dar a las cosas un valor relativo en función de lo que significan para mí, de ahí que me dé exactamente igual si mienten o no. Si bien es cierto que al soñar las aventuras que nos cuentan me gusta creer que son ciertas.

  24. Muchas gracias por confirmarme algo que suponía al ver esos vídeos blogs de aventureros. Siempre me he hecho preguntas que gracias a tu texto encuentro respuestas.
    En cualquier caso, ser un gran viajero y lograr ir en moto a Mongolia, a pesar de incluir alguna mentirijilla u olvido, en el posterior relato del viaje, debe ser una de las mayores y más gratificantes experiencias que se puedan llegar a vivir.
    Ojalá pudiera realizarlo!

  25. Hola Alex! estoy leyendo tu articulo justo acabando mi viaje por Sudamérica en moto, ahora mismo me encuentro en Buenos aires a la espera de mi vuelo de regreso a España y comparto al 100% lo que cuentas. Hay mucho de cuentos e historias en esto de viajar en moto, se vende como algo fuera de lo normal y en realidad es que cualquiera lo puede hacer, lo realmente importante es que te guste hacer kilómetros pasando algo de trabajillo……mucha gente se deja llevar por las historias y no duran ni 10 días de ruta ya que todo no es como lo cuentan ni tan lindo como las fotos. El tema es hacer el viaje para ti y no para los demás, vivirlo tu al 100% y no al 50% por contarlo a los demás……en fin, solo haciéndolo descubrirás la verdad!

  26. Creo q tienes razón. Respeto a quien no le guste ese tipo de viajes y respeto a quien se vende a una marca. Yo, q ni de coña puedo pagarme una vuelta al mundo ni estar 20 dias de viaje con mi humilde moto de 25 años, también me venderia si me lo pagasen. Asi de claro. Y si tengo q decir q la churrimoto es la mejor del mundo.mundial, lo diría. Así de claro, vale ya de hipocresias (no va por ti alex.)
    Pd. Eres un crack alex, por diosno dejes la web como he leido en otro post!

    1. Gracias por comentar Mario.

      Y sí, yo también me vendería al mayor postor si con ello me llevo una vuelta al mundo, de eso no tengo ningún genero de duda.

      Un abrazo

  27. Me ha encantado,
    No hace mucho respondía con un comentario a un artículo de Gustavo Cuervo para BMW (Newsletter de diciembre de 2015), dónde él decía: “Hoy la gran mayoría de las rutas ya están al alcance de todo el que quiera hacerlas, disponga de un puñado de días, dos puñados de dinero y las ganas de soportar vuelos internacionales para llegar y volver del destino soñado.”
    Cosa con la que no estoy de acuerdo, a no ser que cuentes con un montón de patrocinadores y vayas más acompañado que “Frodo con el anillo”.
    Somos muy pocos los que nos atrevemos a salir solos o en pareja en moto y sientes la frustración ante contratiempos y el miedo de estar sólo ante ciertos peligros. En ocho meses mi mujer, yo y nuestra economía han soportado 38000 km en moto, con Cabo Norte, los Alpes, los Pirineos y salidas cerca de casa (con caídas nada gustosas ni emocionantes, pero con grandes dosis de humor, si no nos quedaríamos en casa).
    Ánimo, sigue con la página, porque yo no saco el tiempo ni para escribir este comentario, sólo eso ya te hace grande (por no hablar de tus viajes)
    Un abrazo enorme, te seguiré a rueda y espero coincidir contigo alguna vez.

  28. Hola Alex! Me alegro por el sudafricano!!
    Creo q hay personas q transmitís lo q pensáis de la manera “adecuada ” o q pensáis adecuadamente, algo difícil en estos tiempos. Conectas con unos o con otros, como en otros ámbitos de la vida.
    Yo meto en tu grupo a Carlos Rodríguez, compi de David Corrales, q me parece un gran tío…en todos los sentidos
    Espero q no desfallezcas y puedas seguir escribiendo y sobre todo viajando. Eso es lo mas grande, viajar…y q cada uno se lo monte como quiera o pueda para hacerlo…
    Un abrazó…..nos toca seguir ahorrando

  29. Hola Alex

    No te puedes hacer una idea de la ilusión que me ha hecho ver que no soy el único que si se le vuelca la moto, se le escogorcia, o que después de llevar 4000 km de viaje parar a llenar el depósito y cuando vas a arrancar “batería de vacaciones jaja”.

    Gracias por compartir tus vivencias en moto y un saludo desde Graná.

  30. heheheheh mal o bien has relatado lo que muchos pensamos

    salir en busca de la aventura, te demostrara en carne propia lo que tu cuentas, sin engaños ¡ un saludo desde Uruguay

    gero

  31. No se a que queres llegar con todo lo que escribiste, hace 7 meses que estoy viajando en moto y si re puedo decir que deje todo, por que asi es, vendi todo de todo hasta los muebles que poseia en mi casa, tengo 37 años y lo único que tengo es mi moto Honda Nighthawk 250 del año 1992 y el equipaje que llevo, en este momento estoy en Ecuador, y lo único que sustenta mi viaje son mis manos, soy mecanico y voy trabajando a medida que viajo, si es por la mentira y bueno si por ese lado algo entendi, pero para vivir la aventura y buscar un cambio en tu vida no hace falta viajar en moto, se puede hacer en bicicleta o hasta caminando(eso depende de cada uno, en un futuro mi viaje la idea es seguirlo en bicicleta) y de paso te cuento que hace 20 años que soy usuario de motos y viajo en moto , pero bueno lo que quiero decir es que no te entendi demasiado a que queres llegar!! Abrazo grande y buenas rutas

    1. El problema es la envidia.
      Los hay quienes se dejan patrocinar.
      Los hay como yo, que trabajan normal y financian sus viajes de forma privadda.
      Los hay quienes empujan su moto porque no les alcanza el dunero para el combustible.

      Todos tenemos algo en comun. Disfrutamos nuestros viajes y queremos compartir nuestras experiencias.

      Los hay quienes detraz del escritorio sueñan con una aventura asi, pero por diferentes motivos no lo logran. Es que para hacerlo, necesitas como dirian los españoles, los cojones.
      No los tienen y solo les queda la envidia. Lo uue es lamentable

  32. Se me pasa por mi cabeza , la locura o no , de comprarme una moto a mis 54 años , no tengo muchos km en dos ruedas , pero me atrae , lo de poner una bolsa detras y perderme …. Me encanto , su escrito veraz y coherente .. Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *